Con una una campaña denominada “Ecuador libre de Poliomielitis, Sarampión y Rubeola” es como el Ministerio de Salud Pública realizará una vacunación para la prevención de estas enfermedades. La inmunización está prevista del 2 de mayo al 9 de julio. Vacunación contra polio rubeola y sarampión.

Con este proceso se espera vacunar a 3,7 millones de niños y niñas de 1 a 12 años. Para conocer la importancia de la vacunación aquí te presentamos los síntomas de casa una de estas enfermedades y sus consecuencias.

Poliomielitis: 

Aproximadamente 1 de cada 4 personas con infección por el virus de la poliomielitis tiene síntomas parecidos a los de la influenza que pueden incluir:

  • Dolor de garganta
  • Fiebre
  • Cansancio
  • Náuseas
  • Dolor de cabeza
  • Dolor de estómago

Estos síntomas por lo general duran de 2 a 5 días y luego desaparecen por sí solos.

Sin embargo, una proporción menor de personas con infección por el virus presentará otros síntomas más graves que afectan al cerebro y la médula espinal:

  • Meningitis (infección del recubrimiento de la médula espinal o del cerebro) que se presenta en aproximadamente 1 o 5 de cada 100 personas.
  • Parálisis o debilidad en los brazos, las piernas, o ambos, que se presenta en aproximadamente 1 de cada 200 personas o 1 de cada 2000, según el tipo de virus.

Rubeola:

La rubéola es una infección viral contagiosa que se distingue por una erupción característica.

Los signos y síntomas de la rubéola suelen ser difíciles de notar, especialmente en los niños. En general, aparecen entre dos y tres semanas después de la exposición al virus. Suelen durar de 1 a 5 días y pueden incluir lo siguiente:

  • Fiebre leve de 38 °C o menos
  • Dolor de cabeza
  • Congestión nasal o goteo de la nariz
  • Enrojecimiento y picazón en los ojos
  • Ganglios linfáticos agrandados y sensibles en la base del cráneo, la parte trasera del cuello y detrás de las orejas
  • Un sarpullido tenue y rosado que comienza en la cara y se disemina rápidamente hacia el torso, los brazos y piernas.
  • Dolor en las articulaciones, en especial en las mujeres jóvenes.

Sarampión:

Los síntomas del sarampión aparecen de 7 a 14 días después de tener contacto con el virus y generalmente incluyen fiebre alta, tos, moqueo y lagrimeo. El sarpullido del sarampión aparece de 3 a 5 días después de los primeros síntomas.

El sarampión no es simplemente un sarpullido leve. Esta enfermedad puede ser peligrosa, especialmente para los bebés y los niños pequeños. Aún mata a más de 200 000 personas cada año.