La candidatura presidencial de Yaku Pérez, con la alianza claro que se puede ya no apoyará al Dr. Tito Tomalá en su carrera por la Asamblea Nacional en las próximas elecciones, según informó este lunes, 26 de junio de 2023. El médico ecuatoriano es investigado en Chile por el homicidio de una mujer en 2019 tras una supuesta mala práctica. Pierde respaldo Tito Tomalá

En un comunicado, el movimiento político sostiene que Tomalá habría ocultado este hecho al momento de su postulación, razón por la cual retiran su apoyo. “Ante la mínima presunción o sospecha de responsabilidad de una conducta delictiva y en coherencia con nuestros principios de honestidad, desaprobamos su candidatura para asambleísta en la provincia de Santa Elena”, señala la misiva.

Además, hacen un llamado al Ministerio Público de Chile para que dé “celeridad al proceso judicial abierto y determine si existen o no responsabilidades civiles y/o penales”.

Acusación en Chile

Según información de medios de ese país, en 2019 Tomalá realizó una cirugía estética a una mujer identificada como Cynthia Vergara. Sin embargo, horas después falleció en medio de la intervención.

Tras ello, los familiares de la mujer lo denunciaron por mala práctica médica, pues el lugar donde se ejecutó la operación no estaba autorizado por la Secretaría Regional Ministerial de Salud de Chile. La Fiscalía de la nación tiene abierto el proceso, pero aún no ha formulado cargos.

El candidato a asambleísta residió allí desde 2011, luego que en Ecuador también fuera acusado por supuesta mala práctica médica. En ese año también protagonizó una pelea en un canal de televisión, en conde descalificó a una de las presentadoras.

Versión de Tomalá

En su cuenta de TikTok el médico explicó lo sucedido: “La medicina es una ciencia inexacta. Cuando tenemos en nuestras manos la vida de un paciente ponemos a su servicio todos los medios tecnológicos y académicos para restituir la salud, pero en muchos de los casos no se obtienen los resultados”, dijo.

Asimismo, considera que está “siendo objeto de una ola de tergiversaciones de mala fe, que pretenden mancillar su honra”. “No tengo nada que tener, mis acciones están guiadas con sentimientos de honestidad, que sea el pueblo ecuatoriano el que juzgue mis acciones” finalizó.