Una esposa y madre de dos niños el martes sepulto a su compañero, esposo y amigo en Manta, metros más allá una deportista también víctima colateral de lo que se ha vuelto un rutina. Fuera de ser noticia la delincuencia gana terreno en el Ecuador. El país se desangra por la delincuencia

Sicariatos, secuestros, asesinatos, extorsión, vacunas y podemos seguir buscando términos palabras que se suman a las diferentes manifestaciones de violencia que vive un país que teme salir a las calles.

La última vez que hubo una matanza en las cárceles del país fue en abril de 2023. Entonces, hubo 12 víctimas mortales. Tres meses después, y tras los anuncios de control y relativa calma por parte de las autoridades ecuatorianas, la Penitenciaría del Litoral volvió a ser el centro de la violencia, lo que dejó 31 presos asesinados y 11 heridos, entre ellos un militar y un policía.

Sin embargo la respuesta a todas esta desestabilización del país queda en frases de un gobernante que no encuentra palabras con rectificaciones.

Se acerca las elecciones anticipadas presidenciables y las promesas de los candidatos no convencen. Existen grupos delictivos también hacen campaña.