Los candidatos y los partidos políticos que los acogen están de espaldas al electorado. Eso es lo que se muestra en dos de las últimas encuestas que se han difundido, en esta semana. Campaña presidencial para ganar votantes.

Más allá de los números de los candidatos, aprovechados para declararse triunfadores de manera anticipada en una estrategia puramente comunicacional, se puede ver claramente a un elector que no pone atención a las maromas de los postulantes en las redes o entrevistas.

Una de las explicaciones es que el país vive una crisis institucional sin precedentes luego de la pandemia. Para analistas políticos consultados, Ecuador atraviesa una etapa inédida, que no se compara con ninguna anterior. Las instituciones de control tienen baja credibilidad, el sistema democrático ha sido cuestionado, la pobreza es dificil de vencer. Al parecer, la salud se ha convertido en un privilegio y los delincuentes han ganado la batalla, pese a los esfuerzos del Estado.

Aunque estas percepciones pueden estar exacerabadas por la crítica en redes y las noticias falsas, son una ‘realidad’ para los electores.

Otra razón es que los detractores del presidente de la República, Guillermo Lasso, atacado desde la primera semana de su Gobierno, han sido tan contundentes que ellos mismos se han dejado sin piso frente a unas sorpresivas elecciones presidenciales.

La Asamblea disuelta por la muerte cruzada, por ejemplo, llegó a cifras de credibilidad que estaban por los suelos: 4%. Así, esos políticos, distanciados de los verdaderos problemas que afectan a los ciudadanos, salieron a pedir el voto.

Por eso, hay cifras de dos encuestadoras que vale la pena que se evidencien de cara a las elecciones.

Los electores muestran un desinterés ante el proceso electoral, no conocen los candidatos, ni siquiera la fecha de las votaciones. Apenas un 37,6% sabe el día, según Cedatos. Estas, por cierto, se celebran en menos de un mes: el 20 de agosto.

Los votantes “están desinformados sobre las autoridades a elegir en el país y sus provincias y más aún sobre las consultas que serán sometidas a su votación”, dice un informe de la encuestadora. Esta empresa publicó su última medición el 20 de julio de 2023 y trae más sorpresas.

Según los resultados, un 65% desconoce quiénes conforman los ocho binomios presidenciales, un 63,2% no sabe los nombres de los candidatos a Presidente y un 98,6% no se ha enterado de los nombres de los binomios a la Vicepresidencia de la República.

Esas cifras indican que el nivel de indecisión de los electores respecto de la elección presidencial es del 59,5%. Es decir, solo un 40% ya sabe a quién dar su voto.

Pero esto no es todo. La encuestadora Numma, en su medición del 9 de julio, informó que un 29% de los encuestados dice que ha elegido “al menos malo”.

La firma consultó: ¿Cuándo cree que va a decidir su voto? 13% respondió que un mes antes de la elección, es decir, en estos días. Pero la gran mayoría, un 76% lo hará al borde de la elección: un 39% faltando una semana para las votaciones y un 37% cuando esté frente a la urna.

Finalmente, según Numma, el 30% esperará para saber quién puede llegar a la segunda vuelta para apoyarlo.

Los candidatos a la Presidencia del Ecuador todavía tienen cuatro semanas más para seducir a los desencantados electores. (JC)

Dato:

Un 31% quiere de vuelta del correísmo, pero un 62% buscará un Gobierno de otra tendencia, dice Numma.